CUALLI AMECOQUE

BIENVENIDOS A ESTE ESPACIO DEDICADA A LA MAS GRANDE CULTURA QUE EXISTIO EN AMERICA, LA GRAN CULTURA NAHUATL O MEXICA, DE LA CUAL SE DERIVA EL NOMBRE DE ESTE PAIS.

26 de junio de 2011

El muchacho que gritó: —¡Ya vino el coyote!


Esta es una fabula Nahuatl, la anexo también en un archivo pdf para que puedan descargarla.
         On Telpochtli Yehuan Omohcatzahtcic: —¡Yohuahlah on cocoyotl!
    Ce tonahli ce telpochtli ne ipan on tepetl 
    campa yehua tlahpiyaya zanoyeh tlatcihuiya pampa zan icelti ompa nemiya. 
    On telpochtli ihquin oquinemilih: Nehua nitzahtziz niman niquihtoz:



    ¡Yohuahlah on cocoyotl!

    Zan niciu otequipanohuaya cequimeh tlacameh yehmeh 
    ocaqueh on telpochtli ihcuac otzahtzic:
— ¡Yohuahlah on cocoyotl!



    On tlacameh ocahcahqueh on intequihu niman omotlahtlalohqueh  
    Quipalehuizqueh on telpochtli. 
    Ihcuac oahciqueh itech, oquitaqueh ica xmelahuac. 
    Ocualanqueh, niman ocahuaqueh. 
    Niman on telpochtli zan oquimpacahuetzquilih. 
    Quemah on tlacameh oyahqueh oquitatoh on intequihu.        
    Ica opa on telpochtli otzahtzic:—
    ¡Yohuahlah on cocoyotl!


    Niman on tlacameh oc-cehpa ocahcahqueh on intequiu, 
    niman omotlahtlalohqueh quipalehuizqueh on telpochtli. 
    Ihcuac oahciqueh itech, oc-cehpa oquitaqueh ica xmelahuac. 


    Ocualanqueh, niman oc-cehpa ocahuaqueh. Yehua zan oquimpacahuetzquilih. 
    Quemah on tlacameh oyahqueh oquitatoh intequiu.
    Ica yexpa on telpochtli otzahtcic: —
    ¡Yohuahlah on cocoyotl!


    Ihcuacon on tlacameh xoc oquichihuilikeh, nion oyahqueh ne campa yehua nemiya. 
    Niman ihcuac melahuac ohuahlah on cocoyotl, zan ihqui otzahtzic: —
    ¡Yohuahlah on cocoyotl niman quiminmihmictihticah noichcameh!  


    On tlacameh xoyahqueh campa yehua nemiya pampa opa yoquincahcayahca, 
    niman ipan in ollin on cocoyotl melahuac oquiminmictih on ichcameh.
    Quemah on telpochtli onotlahcal ipan tlalli niman opeu ahmancachoca.

       El muchacho que gritó: —¡Ya vino el coyote!
         Un día un chamaco estaba muy aburrido, pues cuidaba a sus borregos solito en el cerro. 
         El chamaco había pensado: 
         —Voy a gritar y diré: ¡Ya vino el coyote!
         Muy cerca trabajaban unos hombres que oyeron al chamaco gritar.
         Los hombres dejaron su trabajo y corrieron a ayudar al chamaco. 
         Al llegar, se dieron cuenta de que no era verdad. 
         Se enojaron y lo regañaron, mientras él se reía muy divertido. 
         Todos volvieron a continuar con su trabajo.
         Por segunda vez el chamaco gritó:—
         ¡Ya vino el coyote!
         Y los hombres volvieron a dejar su trabajo, y corrieron a ayudar al chamaco. 
         Pero cuando llegaron y vieron que no era cierto, se enojaron y lo regañaron, 
         mientras él se reía divertido. Todos los hombres volvieron a seguir con su trabajo.
         Por tercera vez gritó el chamaco:
         —¡Ya vino el coyote!
         Pero los hombres ya no le hicieron caso, ni fueron a donde él estaba. 
         Cuando de verdad vino el coyote, gritó lo mismo: 
         —¡Ya vino el coyote y está matando a mis borregos!
         Los hombres no fueron a donde él estaba porque ya los había engañado dos veces, 
         y esta vez el coyote verdaderamente mató a sus borregos.
     Y él se tiró al suelo llorando amargamente.
             

Enlace para descargar la fabula en archivo pdf: