CUALLI AMECOQUE

BIENVENIDOS A ESTE ESPACIO DEDICADA A LA MAS GRANDE CULTURA QUE EXISTIO EN AMERICA, LA GRAN CULTURA NAHUATL O MEXICA, DE LA CUAL SE DERIVA EL NOMBRE DE ESTE PAIS.

14 de junio de 2011

JUEGO DE PELOTA II.


El sentido astral y guerrero del juego de pelota

    A pesar de esa unidad que podemos observar en cuanto a la configuración de las canchas y los reglamentos para la práctica, la diversidad que observamos en el actual juego de pelota también nos da datos para pensar que antes de la llegada de los españoles también existía esta diversidad y que además, ésta, se extendía a la simbología asociada al juego.
    Varias hipótesis son las que se manejan en relación con el simbolismo del juego, entre ellas, rito para la fertilidad de la tierra, ceremonial guerrero y significado astral. Éste último parece ser el que más se repite en los diferentes legados que dejaron los precolombinos y es el más comentado por los autores que han estudiado la simbología del juego de pelota (Scott, 1996; Bourbon y Poljak, 1999; Taladoire, 2000; Uriarte, 2000; De La Garza, 2000; Avila, 2001).
    Como todo juego deportivo, es indudable que existe una lucha de contrarios, que, en el vínculo entre el juego y astronomía es claro. La relación astronómica más clara es con Venus (Uriarte, 2000) en el que aparecen opuestos su representación matutina, en la figura de Tlahuizcalpantecuhtli-Quetzalcóatl, y su representación vespertina, en la figura de Xólotz. Esta lucha de opuestos, entre la luz y la oscuridad, entre el Sol, símbolo de la racionalidad y lo masculino, contra la Luna y las estrellas, lo irracional y femenino, es representada en el mito mexica (De La Garza, 2000). La cancha es, por tanto, el cielo nocturno donde se desarrolla esta pugna en la que el Sol siempre vencía para que se pudiera mantener el orden cósmico (Uriarte, 2000). En última instancia, el sacrificio humano era el que permitía este orden asociado a su vez con la fertilidad de la tierra, ya que la sangre, derramada sobre la cancha propiciaba la germinación de las plantas y la prosperidad en los cultivos para alimentar a la población. Es de suponer, después de lo dicho, que el juego de pelota con las ofrendas de sangre, así como las guerras, se practicaría durante la época seca para propiciar las lluvias y la fertilidad de la tierra. Esta idea, fundamental en la cosmovisión de los pueblos prehispánicos, refleja la importancia del juego de pelota dentro de su vida cotidiana.
El juego llego a ser una parte muy importante de los pueblos, a tal grado que no podian faltar una cancha en un  Ciudad de aquel entonces.
Las siguientes imagenes, de la cancha de juego de pelota, corresponden al pueblo "YOPE" recien descubierto en el Estado de Guerrero:
Fuente: http://www.efdeportes.com/efd73/pelota.htm



 Tehuacalco, fue una Ciudad "YOPE" influenciada por la Cultura Nahuatl, estas piramides se encuentran en el Estado de Guerrero, a unos cuantos minutos de la Ciudad de Tierra Colorada, por la carretera libre a Acapulco.